Alumnos
CARRERAS
SEDES
CURSOS
INSTITUCIONAL

Pablo del Río: "En casa cocino yo"

Cocinero y empresario, Es el chef del restaurante Siete Cocinas, y uno de los propietarios y de Fuente y Fonda.

Nació y se crió en Buenos Aires, pero hace ya muchos años que eligió Mendoza para conformar su familia y sus negocios. Tiene 38 años, está casado con Estefy, tiene 2 hijos y cocina para su familia cada vez que puede. También es el presidente de COME (Cocineros Mendocinos), y su personalidad inquiera lo hace viajar y gestar junto a otros cocineros encuentros en diferentes puntos del país y también en el exterior. En esta entrevista nos muestra su lado "food lover" fuera de la cocina profesional, parte que comparte con su familia y amigos.

Food Lovers: ¿Preferís salir a comer o quedarte en casa?
. Pablo del Río: cada vez te cuesta más salir, lo hago más por una cuestión de trabajo, para estar actualizado. En Mendoza, prefiero quedarme en casa.

. FL: ¿Quién cocina en tu casa?
. PdR: En mi casa cocino yo, en general.

. FL: ¿Qué comen en tu casa?
. PdR: De todo, a mis hijos, Juan y a Nina, los acostumbramos a comer de todo de chiquitos, pero son muy soperos y guiseros.

. FL: ¿Cuál es tu plato preferido?
. PdR: Estoy entre las milanesas y los ravioles de seso y espinaca, o algún estofado de pollo. Esos platos con aromas que te llevan a vivencias de cuando eras chico, de la casa de los viejos, al barrio...

. FL: ¿Qué comías en tu infancia?
. PdR: De todo, milanesas, canelones, fideos, tortilla, tartas...

. FL: ¿Recordás el momento en que dijiste "me encanta comer"?
. PdR: a ningún chico le gusta comer... (risas) Cuando sos chiquito comer es engorroso porque es una pérdida de tiempo. El desafío de un padre es cómo hace para dar de comer a un niño que quiere ir a jugar.

. FL: ¿Y cómo te acercaste a la cocina?
. PdR: De chico cocinaba con mi vieja, con mi abuela... a los 6 o 7 años. Mi vieja me ponía a apanar milanesas. Tengo 3 hermanos, y solo mi hermana y yo nos acercamos a la gastronomía. Recuerdo el tomate partido al medio con oliva y orégano, inolvidable. O ensalada con huevo y chauchas. Todo eso te marcan el camino.

. FL: ¿Quién te enseñó a cocinar?
. PdR: Mi vieja y mi abuela materna naturalmente me enseñaron qué era lo que estaba rico. Me enseñaron la diferencia entre una papa rica y la que no lo está. Con el tiempo aprendí a cocinar.

. FL: ¿Cómo decidiste estudiar gastronomía?
. PdR: Me gustaba cocinar y decidí estudiar a escondidas en la Escuela Gato Dumas, al mismo tiempo que estudiaba Ciencias Agrarias. Mis viejos se enteraron cuando me recibí. Agrarias lo dejé después de 3 años.

. FL: ¿Cómo terminaste en Mendoza?
. PdR: En el año 99 en Palermo tenía un restaurante que se llamaba El Federal, donde hacíamos cocina argentina, una cosa no tan común en ese momento. Lo vendo, y justo mi papá me pide que venga a Mendoza a traer repuestos de unas máquinas que él vendía. Cuando vengo, dejo un currículum en la escuela de gastronomía Arrayanes. Me llamó Aldo Ansaldi para dar clases, ahí arranqué de profe. Después armé varias cocinas de restaurantes, hasta que abrí Siete Cocinas y Fuente y Fonda.

. FL: ¿Lo más importante es cocinar rico?
. PdR: Hay que cocinar rico, pero tiene que haber un concepto, una historia atrás, identidad.

. FL: ¿Qué no puede faltar en tu cocina?
. PdR: Un buen aceite de oliva, una buena sartén de chapa.

. FL: ¿Un restaurante en Mendoza?
. PdR: María Antonieta me gusta. No cansa, está bueno, es fresco, se come rico, el servicio es correcto. El almuerzo en Brod está muy bien también. Me cuesta encontrar algo que me guste mucho. 

. FL: ¿Destino gastronómico?
. PdR: en el norte argentino se come súper, en Salta, Tucumán, Jujuy... hay una ruta gastronómica increíble. También en la costa atlántica sur, desde Bahía Blanca hacia el sur. Italia me encanta, también Londres.

. FL: ¿Un restaurante en el mundo?
. PdR: The French Laundry en Napa Valley, y Central en Lima. Y un restaurante enfrente a la plaza de Cafayate que hace unas empanadas de queso fritas increíbles, que deben ser de las mejores del mundo.

. FL: ¿Qué comprás en tus viajes para la cocina?
. PdR: Lo que me alcance la plata. Los productos los disfruto en el lugar generalmente. Traigo algún utensilio que no consiga acá, o algún libro técnico sobre charcuterie o cocción al vacío. De Londres me traje una embutidora.

. FL: ¿Qué consejo le darías a un food lover?
. PdR: ¡Que no rompan tanto! Que se dejen llevar, que disfruten. Que se tomen una salida a comer igual que una visita al teatro. Que valoren el momento feliz.

 

Fuente: http://www.mdzol.com/nota/683894-pablo-del-rio-en-casa-cocino-yo/
P
or: Alicia Sisteró