Alumnos
CARRERAS
SEDES
CURSOS
INSTITUCIONAL

Palabras de María Monteil

Dueña de Go Nuts! Pastelería - Egresada de Gato Dumas

 


 

Dedicarme a la cocina no fue algo que elegí sino que nació conmigo, mi Papá era Francés y en mi casa la comida y el buen vivir siempre ocuparon un espacio muy importante. Comencé de muy chica leyendo, recortando recetas de revistas y practicando, antes no había tantos programas de televisión como ahora, había que tener ingenio y arriesgarse a preparar recetas.

 

Con el correr de los años decidí que era tiempo de estudiar y darle un marco profesional  a todo lo que yo venía practicando en mi casa. Decidí estudiar Pastelería porque siempre me gustaron más los productos dulces, así que empecé a averiguar escuelas pero a la hora de decidir no dudé en elegir el Colegio de Gastronomía Gato Dumas. Principalmente sabía que nadie me iba a preguntar quién era el Gato Dumas, o si era una buena escuela,  cuándo me preguntan  dónde estudié directamente digo ¨…en el Gato¨ y listo, no quedan dudas de mis conocimientos.

 

Estoy convencida que estudiar es importantísimo para ser un profesional completo. Yo cocinaba pero no sabía la lógica e importancia de los procedimientos en los resultados finales, no conocía las técnicas, sus nombres, así pude entender muchos de mis errores y mejorarlos. Aprender a cuidar los alimentos, el respeto por las temperaturas, y las cocciones correctas, los riesgos que se corren si no se hacen las cosas bien, cocinar es una cosa y ser profesional de la cocina otra.

 

La educación para mi es fundamental por eso me dediqué muchos años a la enseñanza tanto a madres que buscaban en la cocina una salida laboral, adolescentes que querían compartir un momento entre amigos y a jóvenes con discapacidad mental, dándoles herramientas para poder insertarse en el mundo laboral, sin lugar a dudas la educación abre puertas.

 

Creo que con buenas bases se puede construir un muy buen profesional, estudiar la carrera es importante, el conocimiento te para firme frente a la vida, después por supuesto se forjan en la cocina trabajando, pero para hacer las cosas bien hay que saber. Inclusive si no querés trabajar en una cocina, saber cocinar para la gente que uno quiere sean amigos, hijos, familia, es súper gratificante.

 

Hace 2 años empecé a darle forma mi proyecto personal de Pastelería, Panadería y Eventos, se llama Go Nuts! allí plasmé todo lo que aprendí a lo largo de mi vida, estudios, errores, aciertos, viajes, familia… Ser emprendedor no es un camino fácil, pero cuando hacés lo que te gusta todo tiene otro color.